Cámara de Comercio de Granada Granada

Cámara de Comercio de Granada Granada
La enseñanza de la dirección de empresas ha de tener un sentido eminentemente práctico. Por ello, en el Programa MBA de la Cámara de Granada la teoría tiene su justo lugar, mientras que el método del caso y la resolución de situaciones basadas en entornos reales ocupan grandes espacios en nuestros programas y amplios períodos de tiempo en nuestras horas lectivas.
(18002) Granada Granada España

El programa va encaminado a entrenar a los alumnos para que puedan comprender mejor todas aquellas situaciones que se planteen en la empresa y elegir, entre los instrumentos analíticos que proporcionamos a los alumnos, los más apropiados para examinar cada situación concreta y elaborar unas recomendaciones y unas estrategias de aplicación bien fundamentadas, de modo que sean capaces de afrontar cualquier situación empresarial.

No se trata siempre de que los estudiantes descubran la manera en que otros empresarios han resuelto sus problemas, sino de que se enfrenten con una situación compleja y sin resolver, con el fin de que ellos mismos determinen la mejor forma de gestionarla. El método obliga a aprender a través de la práctica, colocándose en el lugar de los directivos.

Además, el hecho de tratar con un grupo de individuos diferentes unos de otros es lo que permite al estudiante aprender el arte de comunicarse con propiedad con el fin de convencer a otras personas que defienden puntos de vista muy distintos a los suyos propios. De tal forma, se aprende a trabajar con ahínco, rapidez e independencia, a tomar decisiones y defenderlas. Asimismo, los alumnos aprenden que no existe nunca una sola respuesta correcta y que cada uno de ellos cometerá necesariamente una serie de errores.

El claustro de profesores, a pesar de su amplia experiencia docente, no procede de las aulas exclusivamente. Procede de las empresas, donde han ocupado y/o siguen ocupando destacados puestos de responsabilidad. Esta combinación de conocimientos, vivencias empresariales y capacidad de transmisión de ambos, es lo que caracteriza y diferencia el Programa MBA de la Cámara de Granada. Nuestros profesores no son docentes al cien por cien, ni son directivos de forma exclusiva. Consideramos posible que una persona sepa mucho de algo y no sepa comunicarlo, contarlo o transmitirlo de forma adecuada. Aquí se trata de saber, de saber enseñar y de enseñar a aprender por cuenta propia.

Por ello, hemos seleccionado a nuestro profesorado de forma exhaustiva. Conociendo por nuestros largos años de experiencia en la formación empresarial a un elevado número de profesionales en la materia, hemos escogido de entre los buenos a los mejores. Aquellos que no sólo están en ejercicio en las más prestigiosas Escuelas, sino que obtienen las más altas valoraciones por parte de los alumnos a quienes han enseñado. Sólo ésos constituyen el claustro del MBA de la Cámara de Granada.

Nuestra intención no es transmitir sólo conocimientos, sino –fundamentalmente- el desarrollo de habilidades de análisis y diagnóstico, y capacitar para la toma de decisiones que lleven a las empresas a una situación diferente y mejor. Pretendemos que la formación no conduzca sólo al conocimiento. Queremos que lo que aprendan nuestros alumnos les lleve sobre todo a la acción.

Pensamos que la calidad nunca es un accidente; es siempre el resultado de una intención, un esfuerzo sincero, una dirección inteligente y una hábil ejecución; representa la sabia decisión entre muchas alternativas. Sabemos cómo hacer una formación empresarial de calidad, y ése es nuestro compromiso.

Creo que la única diferencia entre lo que somos hoy y lo que seremos en cinco años viene de aquello que leamos y de las personas con las que nos relacionemos. Durante nuestro Master habrá mucho que leer y personas interesantes con las que relacionarse: fundamentalmente los profesores y los compañeros. La experiencia de un MBA y los contactos que en el mismo se realizan no deja a nadie indiferente y beneficia a todos de forma intensa y extraordinaria.

El Master de la Cámara de Granada requiere un gran esfuerzo. La preparación de los casos y ejercicios prácticos; el desarrollo de los trabajos en equipo y la elaboración del Proyecto Fin de Master van a exigir a los alumnos una cierta dosis o, más bien, una dosis cierta de sacrificio, trabajo y perseverancia. Pero ya sabemos que no hay atajos para ningún lugar al que merezca la pena ir.

Por último, una llamada a nuestros sueños. Podemos ser y hacer muchas cosas siempre que tengamos fe en nosotros mismos y creamos que todo es posible. Creo que nuestros únicos límites son los límites de nuestros sueños. Si sabemos lo que queremos y estamos dispuestos a pagar el precio de conseguirlo en términos de esfuerzo, sacrificio y dedicación, lo conseguiremos, estoy seguro de que lo conseguiremos. El Master es un paso importante en ese camino hacia lo que soñamos como emprendedores, directivos, empresarios y, también, como personas.