¿Qué debes saber antes de preparar una oposición?

3/5 Valoración
¿Qué debes saber antes de preparar una oposición?

Después de años de crisis y de recortes en la Administración Pública, en el año 2014 el Gobierno anunció una amplia oferta que aumentó considerablemente la cantidad de plazas a funcionario, abriendo nuevas perspectivas para aquellas personas que en estos tiempos se están planteando presentarse a unas oposiciones para conseguir un trabajo estable y con unas condiciones salariales muy buenas para toda la vida. Con el añadido de que el horario de trabajo es bueno y de que puede elegir un destino cerca de su domicilio en función de la calificación obtenida o de los puntos que vaya acumulando.

No obstante, es importante contar con la disciplina, el tesón y el grado de organización necesario para poder conseguir este objetivo a medio y/o largo plazo. Y es que aprobar unas oposiciones no es un sprint, sino una carrera de fondo. Por eso, es fundamental contar con la decisión y el convencimiento de que es lo que queremos. De lo contrario, corremos el riesgo de terminar abandonando a mitad del camino.

Si estás decidido a prepararte para una oposición, lo primero que debes saber es que el proceso no empieza por estudiar. Una vez sepamos a qué oposición queremos presentarnos, debemos dar pasos seguros que determinarán el éxito o el fracaso. Y es que el objetivo final no es aprobar, sino conseguir una plaza. Por este motivo, debemos aspirar al 10. Por eso, en TopFormación hoy te traemos algunos consejos que te ayudarán a prepararte para que con mucho esfuerzo y un poco de suerte logres hacerte con la tan ansiada plaza.

1. Disponer de toda la información de la oposición

Es evidente que antes de empezar a estudiar para una oposición, necesitamos reunir los contenidos necesarios. Debemos procurar que el temario sea lo más completo y actualizado posible y que proceda de fuentes fiables. Revisa el BOE y las páginas webs oficiales de los organismos convocantes para asegurarte de que lo tienes todo. También puede serte de mucha ayuda acudir a centros preparadores especializados, ya que ellos están al día de todos los cambios que se produzcan en la legislación y en las convocatorias y te mantendrán informado al respecto.

2. Compatible con nuestra situación personal

Obviamente, no es lo mismo contar con disposición a tiempo completo para estudiar la oposición que si estamos trabajando o tenemos que compatibilizar el estudio con otras actividades u obligaciones. Si no puedes dedicar tu día al completo para estudiar la oposición, deberás descartar aquellas oposiciones más exigentes.

3. Perfil adecuado al programa de la oposición

Antes de elegir una oposición u otra, es fundamental verificar que los contenidos que se piden están relacionados con nuestra formación académica, experiencia laboral o con nuestras preferencias. Cuantas más coincidencias encontremos, más posibilidades tendremos de lograr nuestro objetivo. Y no solamente porque nos costará menos superar las pruebas, sino también porque nos pasaremos el resto de nuestra vida desempeñando esta tarea. Con lo cual es importante que nos guste y que tengamos aptitudes para ello.

4. Vocación de servicio

La motivación de muchos aspirantes para presentarse a una oposición es el sueldo fijo para toda la vida. Es cierto que las condiciones del funcionariado son muy atractivas, pero no podemos limitar nuestra motivación solamente a ello. Un funcionario es siempre un servidor público, por lo que debe tener una clara vocación de servicio. De lo contrario, será muy difícil que logre desempeñar una carrera exitosa y satisfactoria en la Administración.

5. Convencimiento

Dada la dificultad y los sacrificios que implica, preparar una oposición es una de las grandes pruebas a las que se enfrentará la persona a lo largo de su vida. Se trata de una travesía por el desierto en la que pasaremos mucho tiempo en soledad, que exige dedicación casi exclusiva y una voluntad inquebrantable. Y todo ello sin ninguna garantía de que conseguiremos nuestro objetivo. Por este motivo, solamente podemos lograrlo si tenemos un firme convencimiento y compromiso personal. "Presentarse por si suena la flauta" y las medias tintas no sirven cuando se trata de presentarse a una oposición.

6. Pensar en el medio / largo plazo

Las oposiciones convocadas para formar parte de los grupos A1 y A2 del funcionariado requieren de una preparación de entre dos y tres años, pero también son las oposiciones que ofrecen mayores expectativas de éxito. Y es que este tipo de oposiciones son las que cuentan normalmente con mayor proporción de plazas. Solamente necesitamos constancia y contar con la ayuda de un buen preparador.

7. Regularidad de las convocatorias

Las convocatorias de oposiciones no tienen la misma regularidad para todos los cuerpos del Estado. Mientras que algunas se convocan cada año o cada dos años, otras tienen un carácter más esporádico o circunstancial. Evidentemente siempre es mejor optar por unas oposiciones con convocatorias más regulares y de las que tengamos certeza que volverá a ser convocadas pronto.

8. Posibilidades de éxito

Es importante guardar ciertas precauciones con respecto a las grandes convocatorias, a menos que se ajusten perfectamente a nuestro perfil. Una amplia oferta de plazas no siempre se corresponde con mayores oportunidades de aprobar. Al contrario, deberemos enfrentarnos a más competencia, ya que muchos candidatos llegan atraídos por la espectacularidad de las cifras. Te recomendamos echar un vistazo al histórico de los últimos años de las diferentes oposiciones que te interesan para tratar de determinar la proporción de plazas convocadas en relación con la cantidad de aspirantes que se han presentado.

9. Destino de la oposición y salario

En algunas ocasiones, tras aprobar una oposición, es posible que el primer destino se encuentre lejos de nuestro lugar habitual de residencia. Por este motivo, es importante saber cuáles son las opciones con las que contamos. Pero además es bueno conocer cuáles serán las condiciones salariales para valorar si el esfuerzo que debemos hacer para preparar la oposición nos merece la pena.

10. Proyección formativa

Si decides prepararte para una oposición, deberás estar mentalizado de que es posible que no consigamos nuestro objetivo. No obstante, podemos aprender de la experiencia. La preparación que requieren las oposiciones de cierto nivel y la capacidad de trabajo que desarrollamos durante este tiempo, son valores muy apreciados en la empresa privada. Por eso, no está de más saber qué oportunidades laborales nos puede abrir en caso de que no consigamos superarla.

Si estás interesado en el mundo de las oposiciones seguro que te interesará conocer las diferentes oposiciones penitenciarias que existen.


Tu experiencia es muy valiosa
Tu voto
Haz clic para puntuar
ENVIAR

Reportajes destacados sobre Cursos

Nuestro equipo de periodistas preparan semanalmente reportajes relacionados con el mundo de la formación para ayudarte en tu elección formativa.
  • Nueva gran oferta de empleo Público : 250.000 nuevas plazas

    Aquellas personas que quieran acceder a un puesto de funcionario para el Estado están de enhorabuena. Los sindicatos y Hacienda están negociando una subida del 1% de los sueldos de los empleados...
  • ¿Pueden desaparecer algún día los exámenes?

    Cansancio, estrés, nerviosismo… Estos son sólo algunos de los síntomas habituales que presentan las personas que se preparan exámenes . En muchas ocasiones, supone una presión mucho mayor...