¿Conoces los ECTS para homologar títulos formativos?

3/5 Valoración
Reportaje publicado en Formación
¿Conoces los ECTS para homologar títulos formativos?

Los ECTS, ¿favorecen o perjudican?

El ECTS es una herramienta que ayuda a diseñar, describir e impartir programas y a otorgar títulos y certificaciones en educación superior. El uso del ECTS, junto con los marcos de cualificaciones basados en resultados de aprendizaje, hace que los programas y las titulaciones sean más transparentes y facilita el reconocimiento de títulos. El ECTS puede aplicarse a todo tipo de programas, independientemente del modo en que se obtengan (en el centro educativo o en el trabajo), del status de los estudiantes (a tiempo completo, a tiempo parcial) y del tipo de aprendizaje (formal, no formal e informativo).

El ECTS es una de las piedras angulares del proceso de Bolonia

La mayoría de países que participan en el proceso de Bolonia han adoptado el ECTS por ley para sus sistemas de educación superior. Entre otros objetivos, el proceso de Bolonia pretende «establecer un sistema de créditos como un medio adecuado para promover al máximo la movilidad de los estudiantes». El ECTS contribuye a conseguir otros objetivos de Bolonia: Los créditos ECTS son un elemento clave del Marco de Cualificaciones de Bolonia, compatible con el Marco Europeo de Cualificaciones para el aprendizaje a lo largo de la vida. Según el Marco de Cualificaciones de Bolonia, el primer y segundo ciclo tienen su propio rango de créditos. Por tanto, los créditos ECTS se utilizan para formular los marcos nacionales de cualificaciones para la educación superior, que pueden contener disposiciones nacionales más detalladas sobre los créditos. En algunos países, el ECTS es un requisito para la acreditación de programas o cualificaciones de educación superior. Por otra parte, las instituciones de otros continentes utilizan cada vez más el ECTS, por lo que éste desempeña un papel importante en la creciente dimensión global del proceso de Bolonia.

Características principales del ECTS

El ECTS es un sistema de acumulación y transferencia de créditos centrado en el estudiante y basado en la transparencia de los resultados y los procesos del aprendizaje. Tiene por objetivo facilitar la planificación, la impartición, la evaluación, el reconocimiento y la convalidación de las titulaciones y las unidades de aprendizaje (asignaturas, módulos o materias), así como fomentar la movilidad de los estudiantes.

Los créditos ECTS

Se basan en la carga de trabajo necesaria para que los estudiantes alcancen los resultados de aprendizaje esperados. Los resultados de aprendizaje describen lo que se espera que los estudiantes sepan, comprendan y sean capaces de hacer tras culminar con éxito un proceso de aprendizaje y están vinculados a descriptores de nivel académico en los marcos de cualificaciones nacionales y europeos.

La carga de trabajo indica el tiempo que los estudiantes necesitan normalmente para llevar a cabo todas las actividades de aprendizaje necesarias (clases, seminarios, proyectos, trabajo práctico, aprendizaje autónomo y exámenes) para alcanzar los resultados de aprendizaje esperados.

60 créditos ECTS se asignan a la carga de trabajo de un año de aprendizaje formal a tiempo completo (año académico) y sus correspondientes resultados de aprendizaje. En la mayoría de los casos, la carga de trabajo de un estudiante oscila entre las 1.500 y las 1.800 horas por año académico, por lo que un crédito equivale a entre 25 y 30 horas de trabajo.

Uso de los créditos ECTS

Los créditos se asignan a las titulaciones o programas de estudios en su totalidad, así como a sus componentes académicos (como módulos, asignaturas o unidades en las que está organizada una titulación, memorias o disertaciones y prácticas profesionales y de laboratorio). El número de créditos adscrito a cada componente se basa en su peso, es decir, en la carga de trabajo que han de realizar los estudiantes para alcanzar los resultados de aprendizaje en un contexto formal.

Se otorgan créditos a estudiantes individuales (a tiempo completo o parcial)tras completar las actividades de aprendizaje requeridas por un programa de estudios formal o por un único componente académico, y tras una evaluación favorable de los resultados de aprendizaje alcanzados.

Se pueden acumular créditos con vistas a obtener una titulación, si así lo decide la institución que otorgue el título.

Si los estudiantes han alcanzado resultados de aprendizaje en otros contextos o experiencias de aprendizaje (formal, no formal o informal), pueden otorgarse los créditos asociados tras una evaluación, convalidación o reconocimiento favorables de dichos resultados de aprendizaje.

Los créditos que se otorguen en un programa pueden transferirse a otro programa ofrecido por la misma institución u otra diferente. Esta transferencia solo puede darse si la institución que otorga el título reconoce los créditos y los resultados de aprendizaje correspondientes. Las instituciones asociadas deben acordar previamente el reconocimiento de los períodos de estudio en el extranjero.

El uso de los principales documentos ECTS (Guía de la titulación, formulario de solicitud de admisión, acuerdo de estudios y certificación académica) y el Suplemento Europeo al Título facilitan la transferencia y acumulación de créditos.

El recurso a los resultados de aprendizaje clarifica los objetivos de los programas de estudio y permite que los estudiantes, los empleadores y otras partes interesadas los entiendan más fácilmente.

Por otra parte, también facilitan la comparación entre cualificaciones y el reconocimiento de los logros alcanzados.

En el ECTS, la identificación de los resultados del aprendizaje constituye la base para calcular la carga de trabajo y, por tanto, la asignación de créditos.

Cuando los responsables del diseño de los programas académicos establecen el perfil de la cualificación y los resultados de aprendizaje esperados del programa y sus componentes, los créditos ECTS les ayudan a ser realistas en cuanto a la carga de trabajo necesaria y a elegir prudentemente las estrategias de aprendizaje, enseñanza y evaluación. Las partes interesadas, como por ejemplo los estudiantes y los empleadores, pueden hacer aportaciones interesantes a la formulación de resultados del aprendizaje.

La evaluación favorable de los resultados del aprendizaje es el requisito previo para otorgar créditos a un estudiante. Por tanto, los resultados de aprendizaje de los componentes de un programa (asignaturas, módulos u otros) deben ir siempre acompañadas por unos criterios de evaluación claros y adecuados para otorgar los créditos correspondientes; en efecto, esto permite determinar si el estudiante ha adquirido los conocimientos, la capacidad de comprensión y las competencias deseados.

Los créditos ECTS y la carga de trabajo

«La carga de trabajo indica el tiempo que los estudiantes necesitan normalmente para llevar a cabo todas las actividades de aprendizaje necesarias (clases, seminarios, proyectos, trabajo práctico, aprendizaje autónomo y exámenes) para alcanzar los resultados del aprendizaje esperados.»

Antes de calcular la carga de trabajo vinculada a un programa o un componente académico, deben definirse los resultados de aprendizaje. Dichos resultados de aprendizaje constituyen la base para elegir las actividades de aprendizaje adecuadas y calcular de forma coherente la carga de trabajo necesaria para realizarlas.

El cálculo de la carga de trabajo no debe basarse únicamente en las horas de contacto (es decir, las horas en las que los alumnos tienen actividades guiadas por personal docente). Al contrario, abarca todas las actividades de aprendizaje necesarias para alcanzar los resultados de aprendizaje esperados, incluso el tiempo destinado a trabajo independiente, las prácticas profesionales obligatorias, la preparación para la evaluación y el tiempo necesario para dicha evaluación. Así pues, un seminario y una clase pueden requerir el mismo número de horas de contacto, pero una actividad puede precisar una carga de trabajo mucho mayor que la otra, ya que el tiempo de preparación por parte de los estudiantes no es el mismo en ambos casos.

El cálculo de la carga de trabajo debe ajustarse cada cierto tiempo mediante la información aportada por los estudiantes.

El personal docente define los resultados de aprendizaje de cada componente del programa, describe las actividades de aprendizaje y calcula la carga de trabajo que normalmente necesitará un estudiante para realizar dichas actividades. Las propuestas se recopilan, se analizan y se sintetizan y la carga de trabajo estimada se expresa en créditos.

Otros factores que deben tenerse en cuenta para calcular la carga de trabajo de los estudiantes en las diferentes actividades son, por ejemplo, el nivel de los estudiantes en el momento de acceder a la titulación o nivel de acceso de los estudiantes para los que se diseña el programa (o sus componentes), el enfoque de enseñanza y aprendizaje adoptado, el entorno de aprendizaje (por ejemplo, seminarios con grupos reducidos de estudiantes o clases con muchos estudiantes) y el tipo de infraestructuras disponibles (por ejemplo, laboratorio de idiomas, sala multimedia).

Puesto que la carga de trabajo es un cálculo del promedio de tiempo que los estudiantes dedican a alcanzar los resultados de aprendizaje esperados, el tiempo real que dedica cada estudiante puede variar con respecto a este cálculo. Cada estudiante es diferente: algunos avanzan más rápido y otros avanzan más despacio

Los créditos ECTS y las prácticas profesionales

¿Conoces los ECTS para homologar títulos formativos?

Si es necesario realizar prácticas profesionales o prácticas en empresa como parte del programa (o un componente del mismo), éstas son parte de los resultados del aprendizaje y la carga de trabajo de los estudiantes y, por tanto, precisan una asignación de créditos. En dicho caso, el número de créditos asignado a las prácticas profesionales debe incluirse en el cómputo total de créditos de un año académico concreto. El acuerdo de estudios relativo a las prácticas profesionales (firmado por la institución, el estudiante y el empleador) debe especificar los resultados de aprendizaje que se alcanzarán. Las prácticas profesionales deben tener procedimientos claros para evaluar los resultados del aprendizaje y otorgar los créditos correspondientes. Deben estar claras las funciones de las instituciones de educación superior, los estudiantes y los empleadores en el proceso de identificación y evaluación de dichos resultados de aprendizaje. El personal docente de las instituciones de educación superior puede precisar formación sobre la supervisión y gestión de prácticas profesionales. Si son obligatorias dentro de un programa, las prácticas profesionales deben estar integradas en el programa de estudios.

Garantías de calidad y el ECTS

En lo que atañe a las garantías de calidad, la responsabilidad principal corresponde a cada institución.

Los mecanismos internos de garantía de la calidad implican que todos los procesos que se llevan a cabo en las instituciones de educación superior aseguren que la calidad de sus programas y cualificaciones se ajusta a sus propias especificaciones y a las de otros órganos legitimados para realizar especificaciones de este tipo.

Las revisiones externas de calidad que llevan a cabo las agencias de calidad proporcionan información a las instituciones y a las partes interesadas.

El uso del ECTS se ajusta a las Normas y directrices para la garantía de calidad, sobre todo las normas, que son: Las instituciones deben contar con mecanismos formales para aprobar, revisar periódicamente y hacer un seguimiento de sus programas y títulos. Se espera que la garantía de calidad de los programas y títulos incluya la identificación y la publicación de los resultados de aprendizaje explícitos que se desea que alcancen los estudiantes especial atención al diseño y contenido del programa de estudios. Las instituciones deben publicar cada cierto tiempo información actualizada, imparcial y objetiva, tanto cuantitativa como cualitativa, sobre los programas y los títulos que ofrecen.

Así pues, decir que el Plan Bolonia ha traído consigo ciertos aspectos positivos en el panorama educativo, que son los siguientes:

-Menos alumnos por clase.

-Mayor intercambio profesor-alumno.

-Nuevas tecnologías en las clases.

-Reconocimientos de títulos en Europa.

-Mayor movilidad europea.

-Facilidad con el aprobado.

-Asistencia obligatoria.

-Créditos ETCS.

En cambio, para muchos, implantar este Plan en el país ha sido de las peores decisiones que ha podido otorgar nuestro sistema educativo, éstos son algunos de los contras:

-Financiación de la empresa privada.

-Grado y posgrado.

-Becas-préstamo.

-Incompatibilidad trabajo-estudio.

-Aumento de horas lectivas.

-Desaparición de licenciaturas, y con ello, de muchas carreras.

-Prácticas no remuneradas.

-No existen clases magistrales.

Entonces, hagámonos la siguiente pregunta: ¿El futuro laboral de Europa o la universidad en manos de los empresarios? ¿Vale la pena equiparar Licenciaturas y Diplomaturas, si no son lo mismo? ¿La evolución vinculativa entre formación y empresa será positiva porque acercará la formación a las necesidades reales de la empresa?


Tu experiencia es muy valiosa
Tu voto
Haz clic para puntuar
ENVIAR

Reportajes destacados sobre Cursos

Nuestro equipo de periodistas preparan semanalmente reportajes relacionados con el mundo de la formación para ayudarte en tu elección formativa.
  • La universidad más transparente del mundo

    El caso de Cristina Cifuentes no existiría si el master hubiera sido impartido por Woolf University, la universidad más transparente del mundo.

    ¿cómo creéis que se puede evitar un escándalo...
  • Las mejores becas para estudiar en el extranjero en 2018

    Llega un momento en la vida que necesitas experimentar cosas nuevas. Estas estudiando un grado o lo vas a terminar y te apetece conocer mundo, mejorar curriculum y aprender otro idioma. Lo que tu...
  • Mistery Shopper para centros de formación

    El concepto de Mistery Shopper está muy avanzado en otro sectores, como el de la restauración o el turismo, pero ¿puede ser aplicado a la gestión de leads ?[@foto1@]
    El mistery shopper se...
  • Formación Online, la preferida por los estudiantes

    La era digital. Ese concepto que tantas veces hemos escuchado en la última década y que tantos cambios sustanciales ha propiciado. Son pocos los usuarios de internet que carecen de redes...
  • Claves para encarar el nuevo de curso y sacarle todo el jugo

    De preparar la mochila para pasar un rato en la playa, a hacerlo para volver a las aulas. Por este cambio, que no es pequeño, pasan en estas semanas cientos de miles de estudiantes a lo largo del...
  • Los 3 españoles que están cambiando la formación mundial

    Desde TopFormacion.es hemos querido hacer un homenaje a los elegidos para cambiar la forma en la que debemos enseñar (o estudiar), y en concreto a los 3 españoles seleccionados. El programa se...
  • La educación en Finlandia

    No solo los resultados de los informes PISA colocan al país en el podio de los mejores, también los organismos no oficiales avalan su metodología. Los datos académicos de los estudiantes de...
  • 9 Ventajas de la formación online o e-learning

    La tecnología ha supuesto una auténtica revolución en todos las esferas de nuestra vida. Gracias a ella, han evolucionado aspectos fundamentales para cada uno de nosotros como son la forma en la...
  • Las mejores aplicaciones gratis para tomar apuntes

    Gracias a la tecnología, tomar notas durante las clases ya no tiene por qué ser una tarea pesada. Si te gustaría dejar aparcados el bolígrafo y el papel para sustituirlos por la comodidad de tu...
  • Qué comer para estudiar mejor en menos tiempo

    Con el paso de los años van apareciendo desde pequeños problemas de memoria a olvidos importantes. Siempre hemos escuchado la expresión “cuando uno es pequeño lo aprende todo de forma mucho...