Cómo conseguir mi primer trabajo

3/5 Valoración
Reportaje publicado en Recursos humanos
Cómo conseguir mi primer trabajo

¿Acabas de terminar la carrera y no sabes por dónde empezar tu búsqueda de trabajo? Seguramente ya hayas colgado tu curriculum en los portales de empleo más conocidos y has postulado a las ofertas de trabajo que te han parecido más atractivas. Buscar trabajo por Internet es la opción más utilizada por los demandantes de empleo en la actualidad, pero hay muchas más cosas que podemos hacer para encontrar trabajo. Evidentemente mientras más diversifiques tu estrategia, más probabilidades de éxito tendrás.

Conseguir mi primer trabajo es un desafío

No obstante, no podemos negar que conseguir el primer trabajo puede suponer todo un desafío para la mayor parte de las personas. Y es que nuestra formación académica no siempre nos prepara para escribir un buen curriculum y la mayoría de las veces conocemos los procesos de selección sobre la marcha. Además, con un curriculum sin experiencia resulta mucho más difícil competir con el resto de los candidatos a las ofertas laborales.

Hay que definir los objetivos profesionales

La cuestión es que muchas veces nos enfocamos demasiado en el curriculum y en la entrevista de trabajo y puede que no estemos dirigiendo bien nuestra búsqueda. Los primeros pasos para conseguir tu primer trabajo se centran en definir cuáles son tus objetivos profesionales y recurrir a todos los recursos que tenemos a nuestro alcance: red de contactos, prácticas de empresa, becas, asociaciones empresariales, etc. De esta forma, nos resultará más fácil conseguir trabajo rápido. Una búsqueda de empleo efectiva debe ser el fruto de una valoración previa de nuestras habilidades, objetivos profesionales e intereses, y una identificación de nuestras capacidades y puntos fuertes con los que podemos marcar la diferencia con respecto al resto de postulantes al empleo.

¿Cómo conseguir mi primer trabajo?

1. No empieces por tu curriculum, empieza por el mercado laboral

Si no tienes experiencia, es mejor que te centres más en el mercado laboral que en tu curriculum, ya que es mejor intentar adaptarse a las necesidades del mercado que al contrario. La primera opción te facilitará mucho más las cosas, mientras que la segunda convertirá tu búsqueda de empleo en algo mucho más complicado de llevar a cabo. Puede parecer muy obvio, pero la mayor parte de las personas redacta primero su curriculum y después lo envía a todas las ofertas de trabajo que ve. Este es uno de los mayores errores que puedes cometer. ¿Realmente crees que con un curriculum genérico conseguirás una entrevista de trabajo? Lo idea el enfocar tu curriculum a aquellas ofertas de empleo que ya existen para aumentar las posibilidades de conseguir tu primer trabajo.

2. No busques tu primer empleo, busca mejor tu primera oportunidad

Es importante que sepas cómo tomar decisiones acertadas. Todo camino comienza por un primer paso, y lo mismo ocurre en el ámbito laboral. El primer paso te servirá para situarte en el camino correcto. Muchas personas llegaron hasta el trabajo de sus sueños porque ya desde jóvenes empezaron a forjar el camino para conseguirlo. Es el caso por ejemplo de Bill Gates o de Warren Buffet. Fueron tomando sus decisiones en base a un objetivo: trabajar en aquello que querían y destacar por encima de los demás.

Si no tienes experiencia, lo más probable es que debas empezar como becario o con un contrato en prácticas. Estos puestos pueden encontrarse a través de la universidad o en una empresa. No importa si no has estudiado en una determinada universidad. Éstas suelen subir a su página web las ofertas de trabajo que tienen. De ahí puedes extraer información muy útil como el nombre de las empresas que buscan estudiantes o profesionales sin experiencia, las ofertas de empleo que hay, el sueldo y las personas de contacto. Además, puedes crear alertas que lleguen a tu correo para estar al tanto de todo e inscribirte en el centro de empleo para situarte en el mapa de personas empleables dentro de la universidad.

Es cierto que este tipo de trabajos suelen tener una remuneración muy baja, pero lo importante no es pensar en el dinero, sino en la oportunidad que representa. Lo que debes buscar es el primer trabajo que te coloque en el camino adecuado hacia lo que algún día quieres llegar a ser.

3. Trabaja tu red de contactos

La mayoría de las personas que empiezan a buscar su primer trabajo se dirigen a los portales de empleo de Internet. Aunque muchos de ellos son buenos sitios, es un auténtico error centrarnos solamente en ellos, ya que es lo que hace todo el mundo, con lo cual estarás compitiendo contra decenas de miles de personas, que además pueden tener un curriculum mucho mejor que el tuyo.

Si estás buscando trabajo en lo que te gusta, puedes echar mano a tu red de contactos. Si has sido buen alumno, puede que alguno de tus profesores tengan algún empleo que pueda encajar con tu perfil. De esta forma, es posible que ni siquiera tengas que enviar tu curriculum. Haz una lista de personas a las que puedes contactar por email o a través de Linkedin y mándales tu carta de presentación junto con tu CV.

4. Elabora un curriculum centrado en tus capacidades y competencias

La mayor parte de la gente tiende a pensar que la experiencia determina las oportunidades que se tienen para acceder a un puesto de trabajo. Y aunque es cierto, es más fácil conseguir el puesto si te centras en tus competencias y en tus habilidades que en tu experiencia. Piensa en lo que te gusta hacer, lo que se te da bien, en qué áreas destacas más y cuáles son las cualidades personales que te hacen marcar la diferencia. A la hora de hacer el curriculum para tu primer empleo, poténcialas para aumentar tus posibilidades.

5. Crea tu propuesta de valor

Una vez que hayas encontrado varias ofertas de empleo a las que quieres postular y que has identificado tus capacidades y competencias más destacables, llega la hora de hacer tu propuesta de valor. Se trata de aquellos que te hace único, lo que puedes ofrecer y los motivos por los que eres el mejor candidato. Tu propuesta de valor debe contar una historia e ir más allá de la simple enumeración de hechos cronológicos. Esto te hará marcar la diferencia con respecto al resto de candidatos sin experiencia que postulan al mismo puesto que tú.

Para contar una historia que merezca la pena leer y que impresione a la persona que lea tu curriculum, debes tratar de buscar ventajas que te hagan diferente como tus logros académicos, estancias en el extranjero, actividades extracurriculares, pertenencia a asociaciones, cursos de formación, idiomas, etc. El objetivo es cuidar cada detalle hasta la perfección para multiplicar tus posibilidades de encontrar una oportunidad de trabajo que constituya el primer paso hacia el éxito.

También puede interesarte nuestro reportaje sobre Consejos para encontrar trabajo en linkedin


Tu experiencia es muy valiosa
Tu voto
Haz clic para puntuar
ENVIAR

Reportajes destacados sobre Cursos

Nuestro equipo de periodistas preparan semanalmente reportajes relacionados con el mundo de la formación para ayudarte en tu elección formativa.