¿Cómo escribir una carta de presentación para encontrar trabajo?

3/5 Valoración
Reportaje publicado en Recursos humanos
¿Cómo escribir una carta de presentación para encontrar trabajo?

En los últimos años la facilidad para acceder a una formación adecuada junto a la dosis creativa de los candidatos, sumada al considerable aumento de competidores para un puesto de trabajo, ha hecho que encontrar empleo resulte cada vez más complicado. Por eso, la carta de presentación se ha convertido en una de las mejores herramientas para llamar la atención de los seleccionadores y desmarcarnos del resto de candidatos. Pero incluso algunas empresas ya lo exigen para poder valorar la candidatura y descartan a aquellos candidatos que no la envían.

Acompaña una carta de presentación a tu C.V.

Hoy en día resulta impensable enviar un curriculum sin una carta de presentación. Piensa que la mayoría de las personas que postulen para el puesto que se oferta cumplirán con los requisitos que se exigen al igual que tú, por lo que la carta de presentación será la encargada de marcar la diferencia. De hecho, en muchos casos la carta de presentación llega a ser más importante que el propio curriculum. Y es que ésta puede ser la que finalmente decante la balanza a tu favor para pasar a formar parte de los candidatos que acudan a la entrevista de trabajo.

No obstante, no basta con hacer una carta de presentación genérica que no transmita nada. Tu carta de motivación debe despertar el interés del reclutador por conocerte. Tienes que darle motivos para que piense que eres el candidato perfecto para el puesto. Mientras que la mayor parte de los curriculums serán muy parecidos, la carta de presentación es la que realmente te dará la oportunidad de echar toda la carne al asador y la flexibilidad que necesitas para mostrar tus puntos fuertes.

Así pues, una buena carta de presentación debe ser capaz de transmitir un mensaje concreto y personalizado al reclutador que se ocupe del proceso de selección. Por este motivo, nunca debes olvidar incluir las razones que te convierten en el candidato ideal y sugerir la posibilidad de concertar una entrevista de trabajo para demostrar tu interés por el puesto.

La cuestión es que si muchas veces nos cuesta expresar todo lo que queremos en persona, más difícil puede resultar hacerlo por carta. Por eso, hoy te traemos algunos consejos para redactar una buena carta de presentación para buscar trabajo y lograr llamar la atención del seleccionador. De esta forma, tus posibilidades de conseguir trabajo aumentarán considerablemente.

Consejos para redactar una buena carta de presentación para encontrar trabajo:

1. El destinatario

Nunca empieces tu carta de presentación con la típica frase de "A la atención del señor director/a". Esto dará la imagen de haber escrito una carta genérica por igual para todas las empresas. Busca el nombre del responsable de Recursos Humanos o del Director de la empresa para darle un toque más personal. De esta forma, ya destacarás en el primer momento por el interés que has mostrado.

2. Lo bueno si breve, dos veces bueno

Intenta que tu carta de presentación no ocupe más de media página. Tu carta no puede convertirse en una autobiografía de toda tu carrera profesional. Si el reclutador quiere saber más detalles, puede encontrarlos en tu curriculum, así que evita incluir datos sobre tu formación o sobre tu experiencia. Céntrate en escribir frases concretas e intenta que sea lo más breve posible. De lo contrario, terminarás por aburrir al seleccionador, consiguiendo el efecto contrario a lo que pretendías.

3. Destaca tus puntos fuertes

Aunque suene frío, debes pensar en ti como un producto que tienes que vender a través de tu carta de presentación. Por eso, saca a relucir tus fortalezas para que el reclutador pueda hacerse una imagen de ti y llamar su atención. El objetivo es que al leerla piense: "Esta es justo la persona que necesito en mi empresa". Sin lugar a dudas, esta es la parte más importante de la carta de presentación, por lo que no está de más pararse a pensar cinco minutos para valorar cuáles son las cualidades que realmente nos convierten en el candidato perfecto y qué podrías aportar a la empresa, argumentando tus motivos de la manera más original posible.

4. Personalizar la carta de presentación para cada oferta de trabajo

Obviamente para cada puesto de trabajo se exigen unos requisitos diferentes. Por eso, si no los cumples, no esperes ser contratado. Es importante que te detengas a leer con detalle las cualidades, formación y experiencia que se solicita. De esta forma, si los cumples, podrás enfocar tu carta de presentación en base a ellos. Esto no quiere decir que tengamos que mentir o engordar nuestro perfil, sino realizar un ejercicio de autoanális para identificar cuáles son las cualidades que se piden y que pueden hacernos destacar por encima del resto de postulantes a la oferta de trabajo. Evidentemente requiere de un esfuerzo extra, pero ten por seguro que vale la pena.

5. El primer párrafo debe actuar como gancho

El primer párrafo que lea el reclutador debe ser capaz de llamar su atención. Aprovecha para explicar en dos o tres líneas quién eres y cuáles son las razones que te han llevado a solicitar el puesto. Intenta ser lo más concreto posible y argumentar por qué eres el mejor candidato para desempeñar el trabajo. Por supuesto, evita ser egocéntrico, aburrido o demasiado genérico.

Pequeños detalles marcan la diferencia

Como puedes ver, se trata de realizar pequeñas modificaciones enfocadas a la oferta de trabajo ya destacar tus cualidades profesionales. Aunque no lo creas, en la actualidad muchos candidatos no incluyen ni siquiera una breve carta de presentación para acompañar su curriculum. Por eso, enviarla puede convertirse en la mejor forma de destacar por encima del resto y de ofrecer a la empresa un poco más de información sobre ti. Piensa que el reclutador no te conoce y que la imagen que se formará de ti es la que tu le des. Por eso, saber venderse en la carta de presentación es la vía más rápida a la ansiada entrevista de trabajo. Obviamente la carta de presentación no garantiza el puesto de trabajo, pero sí aumenta considerablemente las oportunidades de ser llamado para la entrevista.

Si estás en la búsqueda de trabajo te puede interesar este otro reportaje sobre ¿Dónde buscar trabajo?


Tu experiencia es muy valiosa
Tu voto
Haz clic para puntuar
ENVIAR

Reportajes destacados sobre Cursos

Nuestro equipo de periodistas preparan semanalmente reportajes relacionados con el mundo de la formación para ayudarte en tu elección formativa.